El superordenador MareNostrum 4 ha sido el ganador del Premio al Centro de Datos más bello del mundo, patrocinado por la empresa Datacenter Dynamics (DCD).

Inaugurado en 2004, el Barcelona Supercomputing Center está construido en una antigua iglesia del siglo XIX. Fue reconstruida tras la Guerra Civil española y actualmente forma parte del campus de la Universidad Politécnica de Cataluña. Ahora posee el superordenador MareNostrum 4, una empresa conjunta construida por IBM y el gobierno español. Durante un tiempo fue una de las máquinas más rápidas del mundo. Puede que ya no sostenga esa afirmación, pero sí que es la más hermosa del mundo según lo escogido por el equipo de medios de comunicación de DCD.

En este certamen, hay 15 premios en diferentes categorías, además del premio al centro de datos más bello, que se elige por votación popular. MareNostrum 4 compitió con instalaciones tan impresionantes como la Pirámide de Interruptores en Michigan, el Bahnhof Pionen en Estocolmo o la Montaña Verde Noruega. La supercomputadora BSC ha prevalecido por su particular ubicación, dentro de la antigua capilla de piedra Torre Girona.

La ceremonia de entrega de premios tuvo lugar el 7 de diciembre en Londres y tanto Mateo Valero, director del BSC, como Sergi Girona, director del departamento de Operaciones, recibieron el premio.

 

Acerca de MareNostrum 4

MareNostrum es el nombre genérico utilizado por BSC para referirse a las diferentes actualizaciones de su superordenador más emblemático. Ocupa el puesto 16 a nivel mundial como superordenador más potente, medido en la cantidad de teraflops por segundo que puede procesar. Esto lo coloca en el primer puesto español y cuarto puesto europeo, por detrás de Suiza, Italia y Reino Unido.

La primera versión se instaló en 2004, y la cuarta versión está actualmente en funcionamiento.

MareNostrum 4 comenzó sus operaciones el mes de julio de 2017 y provee 11.1 Petaflops de potencia de procesamiento – es decir, la capacidad de realizar 11.1 x (1015) operaciones por segundo – a la producción e innovación científica. Esta capacidad aumentará en breve gracias a la instalación de nuevos clusters, con tecnologías emergentes, que actualmente se desarrollan en Estados Unidos y Japón.

Aparte de ser la máquina más bella, MareNostrum ha sido bautizada como el superordenador más interesante del mundo debido a la heterogeneidad de la arquitectura.

Su memoria principal es de 390 Terabytes y tiene la capacidad de almacenar 14 Petabytes (14 millones de Gigabytes) de datos. Una red de alta velocidad conecta todos los componentes del superordenador entre sí.

MareNostrum 4 ha sido financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad del Gobierno español y ha sido adjudicado mediante concurso público a IBM Company, que ha integrado en una sola máquina sus propias tecnologías junto con las desarrolladas por Lenovo, Intel y Fujitsu.